lunes, 16 de octubre de 2017

Relato de un tatuaje con flores




"Lo único permanente es el cambio" decía el filósofo griego Heráclito, y no puedo más que coincidir profundamente con él; en realidad, creo que es la única certeza que tengo. Bajo esta premisa, a lo largo de mi vida decidí marcar ciertas etapas en el cuerpo como testimonio de lo vivido. Los tatuajes -como las cicatrices- cuentan historias, alegres, tristes, de amor, desamor, de muerte, vida, entre mil tópicos a gusto del consumidor. 

El sábado, después de 8 años, volví a las agujas tras largos meses de pensar y repensar qué quería hacer, solo sabía que necesitaba borrar el primer tatuaje que me hice a los 15 años (horrible, feo, guácala). Me tatué, a escondidas, en una época donde la maquinaria era rudimentaria y poco higiénica (poco faltó que me tatuaran con cincel y tinta china), pero sin duda lo más complejo eran los prejuicios que existían (aún existen en alguna medida) en torno a este tipo de intervenciones. Mi mamá se volvió loca cuando lo descubrió, pero lo que más le preocupaba era lo que la gente podría decir. "Rebelde", "suelta", "loca", "transgresora" y hasta "satánica" me calificaron pero no me importó, a mí me gustaba el rock and roll.

Como si esto no fuera poco para mi madre, mi hermana dos años menor, después del segundo tatuaje que me hice a los 17 siguió mis pasos pero se "chantó" una rosa horrible en la clavícula, jajajajaa (mal ejemplo)


En fin, eso era a modo de introducción. Hace un año se abrió en Puerto Varas un lugar que se llama "La Tatuajería", donde varios tatuadores plasman su arte transformándose en un espacio colaborativo. Angelo Tirini, uno de sus fundadores, me contó de que se trataba el proyecto y los desafíos que se vienen para ellos (pronto haré una nota al respecto). 

Llegué a las 11 de la mañana para reunirme con "el elegido", un joven tatuador de 23 años, que venía por cuarta vez a Puerto Varas, Eluney Silva (así aparece en Facebook). Vi su trabajo full color en redes sociales y me encantó así que con toda la fe me puse en sus manos; pero él no estaba solo .... estaba con su amigo Mad Rocha (Manuel)y me ofrecieron hacer el tatuaje en conjunto, a dos máquinas, a morir pichicho!!!!!!!!!! (para que entiendan lo valiente que soy, ellos me confesaron que jamás se harían un tatuaje a dos máquinas, jajaja)

Desde que llegué todo fue lindo y mágico; conocí a un grupo de amigas de infancia, Marcela, Andrea y Marcela, que se tatuaron juntas una flor de loto como testimonio de una amistad eterna. Además, fui testigo de un tatuaje padre - hija (Fabián y Soraya) quienes escogieron un signo egipcio que significa "inmortalidad", tal como la relación que ellos sostienen (ahí me emocioné). 




A las 13.00 horas, con el dibujo a mano alzada listo, comenzaron a sonar las máquinas al ritmo de Bob Marley, Led Zepellin, Red Hot Chili Peppers y Pink Floyd los que canté a todo pulmón (al unísono con otros clientes ¡pucha que fue lindo!)para olvidar el dolor que estaba sientiendo, haciéndome la "shora", mientras mi querida amiga María Jesús registraba con su Ipad todo lo que allí sucedía.  

Con Eluney y Manuel estuvimos meta cháchara, me contaron que son de Puente Alto y tienen un estudio. Eluney empezó a tatuar en el colegio y siempre supo que era lo suyo, en tanto Manuel estudió diseño gráfico, trabajó un par de meses para comprarse las máquinas e insumos y le informó a su viejo que cambiaba de rubro. Ambos se sienten realizados y felices con lo que hacen. 




Con el transcurso de las horas, se hacían más visibles el hibisco, los liliums y las astromelias que escogí. Como decía Frida Kahlo "i paint flowers so they will not die" y eso hice, me pinté flores para que nunca se mueran como símbolo de una nueva etapa en mi vida, colorida, alegre, llena de amor, luz y eterna.

Después de 8 horas y media, mucha fatiga y dolor, finalmente pude ver el resultado  de mi osadía dejándo atrás el tatuaje que me hice a los 15 años que no solo era feo, horrible, guácala sino que representaba una etapa dolorosa que sigue ahí oculta en las flores.




Para quienes deseen conocer La Tatuajería en Puerto Varas se encuentra en calle Estación con San Francisco
https://www.facebook.com/LaTatuajeriaPuertoVaras/

Para quienes deseen contactarse con los artistas de mi tatuaje 
Eluney Silva https://www.facebook.com/profile.php?id=100009210149923
Manuel Rocha https://www.facebook.com/profile.php?id=100009210149923

2 comentarios:

  1. Oie! Cuando yo fui a buscar el aceite sonaba Bob Marley! Estaba como para... Tatuarse ! ��

    ResponderEliminar
  2. Me encanta tu blog Lore! Y no sabes cómo me he sentido de interpretada con varias de tus historias que además cuentas con tanta gracia. Queremos más!! Abrazo!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...